Wrestle Kingdom 13

Curioso Wrestle Kingdom donde el único dream match 8 estrellas expectante es la lucha estelar, y todo el resto parecen ser luchas de transición o cierres de historias, es lejos el Wrestle Kingdom más “Wrestlemania” que se siente al ver la cartelera, sin embargo, hay talento para dar un gran show, vamos a revisarlo.

Pre-Show – Gauntlet de tercias: Esto estuvo muy entretenido gracias a las participaciones de Nagata y MiSu que hicieron lo posible por pasearse a los jóvenes en muchas secuencias notables. Fue entretenido ver a Beretta y Chuck haciendo de las suyas, y el humor de Yano. Pese a los 20-30 minutos de duración, que suena excesivo para una lucha no tan relevante, lo pasé bien viendo esto.

Kota Ibushi vs Will Ospreay: Excelente lucha de Ibushi y muy mala lucha de Ospreay. Esto fue una lucha de ida y vuelta de ataques aéreos y golpes de KO sin asco, prácticamente todos ilegales directo al rostro o nuca del oponente. Me mató las pasiones el contraste entre un Ibushi que se veía como si lo hubiese atropellado un camión, independiente de si estaba siendo castigado o él dominando, y un Ospreay que parecía dando un paseo por la plaza, comparen el rostro y actitud de ambos toda la lucha, Ospreay está bailando e Ibushi manifiesta dolor todo el tiempo, hace todo más lento, con esfuerzo, llega tarde a los conteos, se nota luchando, es todo lo que le falta a Ospreay, porque la agilidad sobrehumana ya la tiene. El final es bastante bueno con Ibushi intento noquear a Ospreay a rodillazos y éste tiene que vender porque casi lo matan a golpes, pero se recupera con codazos tremendos y su Storm Breaker. Siento que fue una oportunidad desperdiciada de tener algo realmente bueno.

Kanemaru, El Desperado vs Sho, Yoh vs Bushi, Shingo Takagi: Entretenida lucha sin grandes pretensiones con acción de ida y vuelta y muchos conteos interrumpidos, pero sobre todo, con Shingo moliendo a lazos a todo el mundo y siendo amado por el Tokyo Dome. Por favor que usen bien a uno de los mejores luchadores del mundo hoy por hoy, quizá mejor que todo el roster de NJPW salvo Tana y MiSu.

Zack Sabre Jr. vs Tomohiro Ishii: Primera gran lucha del show, excelente combate con Zack desesperado intentando agarrar una extremidad de Ishii ante cualquier ataque de este cosa de no darle un sólo segundo de ventaja ya que cualquier golpe que reciba puede ser mortal. Ishii vendió excelente este rol, ya que el tipo es realmente una roca inamovible que se intentaba sacar a Zack como un mosquito detrás de la oreja y cada vez que conectaba un golpe o una maniobra, sin importar todo lo que ha recibido, se ve como si pudiese lograr la cuenta de tres al instante. Esto genero una tensión y un sentimiento de urgencia que me hizo estar pegado los 10-12 minutos de lucha con esa sensación de que se puede terminar en cualquier momento, y cada maniobra es importante. Al final Zack logra rendir a Ishii con su brutal Doble Arm Stretch que tiene un nombre larguísimo. Gran lucha de dos personas que también me gustaría que reciban más atención de la empresa este año.

Tama Tonga, Tanga Loa vs EVIL, SANADA vs Nick Jackson, Matt Jackson: Esto era una buena lucha con tintes de brawl entre los GOD y LIJ hasta que los Bucks entran y se vuelve una lucha más de los Bucks con las mismas secuencias de toda la vida. Nunca salen de su zona de confort estos tipos, tienen rivales muy distintos aquí pero aún así los fuerzan a hacer su clásico spotfest. Nada especial pero afortunadamente fue corta antes de que abusaran de los spots y empezara a odiarla. Me encantaría ver GOD vs LIJ.

Cody vs Juice Robinson: Me gustó esto. Si bien no fue nada increíble, me entretuvo más que casi todo lo que he revisado. Me gustó la idea de que Cody viene medio lesionado así que usó toda la trampa posible para ganar hasta que el árbitro expulsó a Brandi, y entró en la desesperación de buscar su trademark, un foul, o robar un trademark para una victoria rápida pero Juice superó todos sus trucos y terminó ganándole inapelablemente con dos Impaler seguidos. Quizá esto necesitaba más tiempo para generar el drama necesario, pero creo que fue lo mejor que podían hacer en 10 minutos.

Taiji Ishimori vs KUSHIDA: Muy buena lucha pero se sintió como que le faltó tiempo. Siempre me quejó de que en NJPW las luchas son muy extensas, y curiosamente ahora siento que esto fue algo apurado. En fin, la historia que contaron fue genial, estos dos son tremendos luchadores aéreos pero con un talento para las llaves igual o superior, lo que hizo un genial combate donde ambos buscaron el brazo del rival y cuando tenían confianza iban a las cuerdas pero sorprendían con algún reversal con llave de rendición. Esta dinámica generó una lucha muy emocionante donde no se sabía el resultado final de cada maniobra que ejecutaban. Ishimori triunfa y se ve como una nueva cara de esta división y la derrota de KUSHIDA sumada a su entrada nostálgica (y brillante) de Time Splitter, suena un poco a despedida.

Kazuchika Okada vs Jay White: Sentí que esto fue una lucha para hacer feliz a la gente pero nada especial. Okada regresó a ser el Rainmaker y por primera vez lo vi luchar en modo face absoluto. Siento que fue como el regreso de Daniel Bryan, una lucha simpática y feliz para hacerlo volver pero lejos de ser la mejor de la noche ni mucho menos un MOTYC. Okada dominó a su antojo, hizo todo lo que la gente quería, atacó a Gedo, hizo la pose, etc. y al final tuvieron una secuencia final de ida y vuelta con los dos buscando su movida final y finalmente Jay estuvo más atento a revertir el Rainmaker.

Chris Jericho vs Tetsuya Naito, No DQ: Lucha mucho mejor de lo que esperaba, amé ver a ambos saliendo de su zona de confort y dando una lucha muy distinta a lo que nos tenían acostumbrados los últimos años. La fórmula de Naito estaba agotadísima, así que esto fue un refresco necesario y genial. Al fin Naito luce como el tipo odioso que debería ser golpeando a Jericho desde el comienzo y dándole ese brutal piledriver en la rampa, excelente que Jericho no intentara entrar al terreno más ágil de Naito sino que usara trucos producto de la experiencia para emparejar las acciones, demostrando más sabiduría en el uso de los objetos y el espacio que le permite la estipulación. Esto tuvo sensación de guerra al final, con ambos muy dañados intentando tirarse sus marcas de fábrica, pero con demasiada lentitud para ir rápido a una cobertura o a completar las secuencias, me encantó el ritmo pausado que tuvieron y que permitió que la gente se emocionara y gritara, quizá mi única queja es que me hubiese gustado que Jericho vendiera más el German Suplex en las sillas porque se vio BRUTAL, pero aún la secuencia final fue infartante y estaba para cualquiera. Buena lucha violenta, mucho pero mucho mejor que la de Jericho contra Omega el año pasado.

Kenny Omega vs Hiroshi Tanahashi: Muy buena lucha, con altos y bajos, pero más altos definitivamente, sólo que estuvo lejos de sentirse como un Main Event de Wrestle Kingdom, donde supuestamente deberíamos ver la mejor lucha del mundo. Partiendo con lo positivo, me gustó la historia de que Tanahashi dominó mientras mantuvo la lucha en el terreno clásico y él mismo se complicó cuando intentó usar objetos o cosas más tipo Omega. Por el lado de Kenny, me gustó verlo más serio y enojado consciente de que acá no podía divertirse ni arriesgar tantas locuras porque tenía un oponente concentrado. Creo que les faltó traspasar esa historia a la acción dentro del ring de forma consistente, ya que sentí que la lucha tuvo una parte inicial donde se trabajaron el cuello y la espalda respectivamente y no llevó a absolutamente nada ni fue relevante en la parte final, luego pasaron a los spots locos al ringside, y luego volvieron al clásico Tana buscando la pierna del rival y Kenny buscando una movida de desesperación con ayuda de sus rodillazos, que creo que fue lejos lo mejor de la lucha, pero sentí que los primeros 15 minutos fueron arrojados por la borda, o no pude conectar con esto como un todo. Como sea, el final con Tana haciendo su juego hasta el final sin importar lo que hiciera Omega, sumado a la emoción de ver ganar a Tana una vez más, estuvo bastante bueno y entretenido, pero lejos del MOTYC prometido, aún así es una muy buena lucha que merece sin duda una recomendación.

Show muy entretenido, no recuerdo haberme aburrido, pero asimismo no recuerdo haber estado loco viendo la acción, lo más cercano a sobresalir fue Ishii vs Zack, por ahí Jericho vs Naito y la estelar, sobre todo los minutos finales, pero aún así son 3 luchas que difícilmente terminen en un ranking de lo mejor del año, quizá la de Ishii o la de Jericho por ahí por abajo en un top 100. En cualquier otro contexto diría que fue un tremendo show, pero Wrestle Kingdom se supone que es famoso por ser un show con BUENAS luchas, con MOTYCs con mucho talento en el ring, y de hecho tanto los fans como la agrupación marcaban mucho la diferencia entre que Wrestlemania era un gran espectáculo pero las luchas 5 estrellas estaban en Wrestle Kingdom. Esto fue mucho pero MUCHO más cercano a esa idea sobre un Wrestlemania que a un show de puroresu lleno de luchas técnicamente geniales. Esto me da la extraña dicotomía de decir que el show fue entretenido y a la vez decepcionante. Para terminar en un tono positivo, el show se sintió por todos lados como el fin de la moda Bullet Club en NJPW y espero que sea un regreso al Puroresu de la mano de Tana, LIJ, Okada y compañía.

¡Por favor sigue la Página en Facebook del blog para que nunca falte Stylin' and Profilin' en tu vida! ¡Gracias!.

Yo no subo ni subiré ninguna lucha a Internet, los enlaces que comparto están disponibles públicamente en Internet para cualquier persona

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *