Joey Janela’s L.A. Confidential 2018

Este show está en FITE TV. Si nunca han usado Fite, pueden ver este show completo entrando (desde un celular) a este link  http://fite.tv/invite/508qwg9 y los hará instalar la app y tendrán 15 dólares para comprar cualquier PPV (después pueden verlo en el pc o donde quieran).

Otro show de Joey Janela mezclando nostalgia con enfrentamientos que no sabíamos que necesitábamos pero tienen “dream match” escrito por todas partes. El evento estelar suena a una pésima idea en términos de respeto por la vida humana.

Great Sasuke vs DJ Z: 2018 es el año en que he visto a Sasuke luchar dos veces en USA, qué diablos. Muy buena lucha para animar las acciones, con Sasuke haciendo su comedia con sus super poderes y uno que otro taunt para animar al público hasta que DJ Z se cansa  y contraataca con su lucha aérea, pero Sasuke lo sorprende con una enorme voluntad por suicidarse a sus 49 años y luego de algunas secuencias aéreas poco convencionales para un ex gobernador, Sasuke gana con una Missile Dropkick.

Jungle Boy vs Tony Deppen: Tremenda lucha. Si alguno de estos dos triunfa en el circuito independiente en el futuro, esta lucha será revisitada como cuando vemos luchas antiguas de Aries, Daniel, Joe, o cualquier figura indy cuando eran jóvenes y novatos. Esto es genial, Jungle Boy es un aéreo con una fluidez notable para hacer muchas movidas bonitas sin verse coreografeado sino que siempre parece que estuviese luchando, mientras que Deppen es un excelente heel que hizo ver bien todas las movidas del rival, y a la vez intentando apagar la fiesta con puñetazos, enojando al público, pero cuando tuvo que desesperarse lo hizo con un par de geniales movidas aéreas. Me encantó que los dos no cayeron en los vicios de la lucha-indy-épica, y mantuvieron el combate disparejo con Jungle Boy dominando y Tony intentando robar la victoria, lo que finalmente ocurrió con un Rollup, pero jamás tuvieron que llegar a la secuencia ida y vuelta llena de conteos de dos que está tan trillada en este tipo de combates. Creo que hubo algunas secuencias que podrían haberse ahorrado, y una que otra movida les falló un poco, sacándome un poco de la lucha, pero lo adjudico a que aún están verdes. Podrían haberse robado el show fácilmente, aún así es una lucha excelente y hay que estar atentos a estos dos en el futuro.

Brody King vs Bob Holly: Impactante como Holly se mantiene así a los 55 años. Lucha sólida pero nada especial, con Holly contraatacando a King de igual a igual para el aplauso y nostalgia de la gente, pero sin que ocurra nada fabuloso termina siendo derrotado por el grandote.

Penelope Ford vs Human Tornado: El retorno del mejor entretenedor de las indies. En mis tiempos estaba Nigel McGuinness y Bryan Danielson disputando quién era el mejor luchador indie, ambos de corte muy técnico, y por otro lado estaba Human Tornado. Me gustó mucho esta lucha pero creo que fue un error como lucha de regreso, ya que su personaje debe haber extrañado en mala manera al público que no lo ubica, que creo que es la mayoría del Internet (aunque el público en vivo claramente lo conocía). Human Tornado es un personaje excesivamente machista y racista, basado en las películas de Dolemite. Su gracia es hacer enojar a la gente, y acá lo hace, pasa de los gritos felices de bienvenida a ser un loco despreciable que parece estar reciclando un montón de estereotipos machistas de las luchas inter-género de los 90, y Penélope es la persona ideal para hacer un comeback dramático y derrotar a este loco que la golpea sin piedad. Tornado efectivamente es un brutal maltratador aquí, las patadas que le pega a Penélope son dementes, tal como las recordaba, llegue a tener miedo de que Ford se fuera a negro, pero Penélope es Penélope y se recupera de a poco y consistentemente con ataques aéreos y movidas de desesperación que boten a Tornado de cabeza, para llevarnos a un final donde parece que cualquiera da el golpe de gracia y el público esta metidísimo. Entiendo que ver esta lucha puede resultado incómodo e innecesario para mucha gente, y creo que Tornado definitivamente debe reinventarse en esta época, pero joder, esas patadas, esa agilidad, y la performance espectacular de Penélope, no sé, qué puedo decir, disfruté esto de principio a fin. Además me gustó la historia de ver a la luchadora aparentemente más “débil” dándolo vuelta y matando a German Suplex al tipo que no la tomaba en serio de una forma creíble y con apoyo de la gente.

Ethan Page vs D-Lo Brown: No pensé que iba a estar diciendo lo genial que es una lucha de D’Lo Brown el 2018 pero aquí estoy. De hecho no pensé que iba a estar diciendo lo genial que es una lucha de D’Lo nunca en la vida. Brown hace excelente el rol de una pared de músculos, grasa y estilo, que frena el ímpetu de Page y lo ataca a antebrazos y unos machetazos que suenan hasta el otro continente. Y esta lucha en realidad no necesita mucho más para ser genial, Page entra en el terreno e intenta golpearlo de vuelta, pero al ser más débil que D’Lo empieza  a buscar movidas de poder pero D’Lo responde con las suyas y la acción escala de forma genial como si fuera una lucha de pesos pesados de BJW o AJPW. Hasta D’Lo falló un Moonsault que habría sido épico realmente. El final de la lucha tiene un poco más de toque tipo “acto de nostalgia” cuando Page se aburre y le da un sillazo a D’Lo y este no lo vende. La gente enloquece, pero es sólo una ilusión ya que Page de todas formas aprovecha de llevarse la victoria con una especie de Northern Lights Suplex. Excelente lucha de dos brutos golpeándose y haciendo movidas que la gente no esperaba. Siento que con más tiempo y drama estaríamos hablando de otra PCO vs WALTER.

Kikutaro vs Facade vs Jimmy Lloyd vs Takashi Mimamino vs Delilah Doom vs Jake Atlas vs Chase Owens: Entretenida lucha muy desordenada, con humor de Kikutaro, movidas aéreas imposibles de Atlas, varias secuencias en que todos saltan afuera, en fin. El final fue de la nada y muy anticlimático, de repente Lloyd ganó y no se dieron cuanta ni en el relato.

Fatu vs KTB: Esto es todo lo que pido de la lucha libre. 5 minutos de dos gigantes brutos golpeándose y haciendo movidas físicamente imposibles hasta llegar a las mesas y la violencia como debe ser. No hay ningún desperdició aquí, y Fatu quedó como una fuerza de la naturaleza que debe ser estudiada. Amé esta brutalidad. La mejor del show hasta el momento.

Marko Stunt vs Eli Everfly: Estos dos están dementes y tuvieron un spotfest desquiciado con movidas que yo pensé que eran imposibles de hacer. Siento que les faltó más continuidad en la lucha, ya que pasaban mucho de una brawl a una movida aérea enferma, suicida y asesina, pero aún así fue entretenidísimo ver esto. No podía ser de otra manera, la lucha termina por lesión de Marko luego de un Canadian Destroyer sobre unas mesas fuera del ring. Si alguien sienta a Marko y le conversa para que se relaje y haga luchas con algo de historia, el tipo puede ser la nueva revelación de las infies fácilmente.

Nick Gage vs David Arquette, Deathmatch: No puedo creer lo que vi. En resumen, Arquette dio una de las mejores luchas del año, pero hay mucho que hablar de esto. Esto fue una mala idea desde el comienzo. Juntar a un actor que tuvo una de las peores apariciones de un famoso en la lucha libre en toda la historia con un ex convicto en una lucha a muerte es algo que definitivamente no suena bien. Arquette está aburrido de que los fans de la lucha sólo lo recuerden por haber ganado el título de WCW y así convertirse en el ícono de la debacle de la compañía. Volvió a entrenar lucha libre y tiene la filosofía de aparecer en indies pequeñas para aprovechar su fama para ayudarlas a surgir, no sé si haya algo más noble. Arquette está sumamente verde en todo caso, y parece aterrador e irresponsable meterlo en un ring lleno de alambres de púas y tubos fluorescentes. El resto fue, efectivamente, peligrosísimo, pero genial. Esto fue una experiencia, no sé como describirlo, pero Arquette luchó como luciría realmente alguien que apenas sabe de combatir y además en un ambiente violento y desconocido, lanzando objetos a lo loco, intentando dar golpes como un niño saltando a pegarle patadas al rival, etc. Lo que obviamente lo llevó a ser vapuleado sin piedad por Gage. Ver a Arquette viejo e inexperto recibiendo semejante paliza de Gage es lo más incómodo que he visto desde Joe masacrando a Necro Butcher en IWA. Arquette recibe una sacada de chucha enorme, descomunal, pero se levanta como puede y vuelve a conectar golpes cada vez más directos. Las movidas de desesperación de Arquette son desquiciadas, y es inevitable no temer por su vida cuando hace ataques aéreos, casi se cae del poste un par de veces y aún así volió a subirse a saltar para el horror y emoción de todo el público. El tope suicida que hace con una silla entre las cuerdas es enfermizo, y lo hizo dos veces porque casi se cae horriblemente la primera vez. Por si faltaran cosas increíbles, esta lucha tuvo intervenciones de Joey Ryan y el Messiah, SÍ, EL MESSIAH, un tipo que lleva como 10 años inactivo apareció para esto. El sentimiento de inmersión en esta lucha es total, ya sea por temor y tensión de que va a pasar algo malo, y por la emoción de ver como Arquette le hace la pelea a un sicópata más fuerte y hábil que él. El final de la lucha es terrible y genial a la vez, como toda la lucha. Intentaré explicarlo: Gage le está enterrando un tubo en la frente a Arquette, no es claro si Arquette se asustó y empujó a Gage hacia atrás, o Gage se tropezó (Arquette dijo en una entrevista que fue error de ambos, y no culpa a Gage), pero la cosa es que se cayeron y el tuvo le cortó el cuello a Arquette. David se va de la lucha o algo asi, pero vuelve. Nadie entiende nada, lo que se sabe es que bajó a que un amigo de él (Luke Perry, sí, el actor), viera si se había cortado una arteria o algo, pero no fue el caso así que regresó. De vuelta al ring Arquette demuestra estar completamente loco, ya que ataca DE VERDAD a Nick Gage lanzándole unos tubos y se escucha un grito de horror en el público, pero Gage, en un momento de profesionalismo, decide parar a David, darle una derribada de judo y forzar la cuenta de tres para terminar esto antes que pase a mayores. Gage luego hizo una promo en kayfabe pero se siente que en verdad está algo molesto con la situación. Arquette luego dio una entrevista en que admite que se descontroló y dice que no le tiene mala a Gage, y espera que él tampoco. También dijo que no hará más deathmatches porque asustó mucho a su familia. Por cierto, en la lucha estaban de público Matt Riddle y Chris Hero, y se entusiasmaron tanto con el evento estelar que perdieron la cautela y salieron a mirar sin importarles si los captaba la cámara. Lo increíble de esto, es que Arquette efectivamente cumplió su objetivo y se ha ganado el respeto de los fans por su sacrificio o demencia, y se está pidiendo verlo en más luchas. Uno nunca sabe las vueltas de la vida, pasaron 18 años para que hubiese redención y Arquette nos diera el MOTYC más inesperado de la historia.

¡Por favor sigue la Página en Facebook del blog para que nunca falte Stylin' and Profilin' en tu vida! ¡Gracias!.

Yo no subo ni subiré ninguna lucha a Internet, los enlaces que comparto están disponibles públicamente en Internet para cualquier persona

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *